PBX. 2363-2994  |  5 Ave. 9-36 Zona 14

X

Usted está aquí

CAMBIO DE LOOK A TUS PISOS

PINTAR EL SUELO: cómo seguir la tendencia de moda

Pintar el suelo es la tendencia de moda en decoración. Pero, ¿cómo seguirla? Hoy te damos las claves sobre qué tipo de tintes elegir y dónde y cómo aplicarlos.

Tras el boom del vinilo, la pintura se erige como la nueva gran salvadora de esos suelos que ya no nos gustan pero que no queremos -o no podemos- cambiar, y por ello se ha convertido en tendencia. Pero ¿se puede cubrir de pintura cualquier superficie? ¿Qué tenemos que tener en cuenta? ¿Qué tintes son los mejores? 

¿QUÉ CARACTERÍSTICAS TIENE LA PINTURA DE SUELO?

"El suelo es una superficie sometida a un desgaste mayor que otras superficies por el tránsito, la abrasión, etc. Por ello, las pinturas de suelos deben tener mayor dureza y resistencia. Además, la preparación y estado del soporte son tan importantes como escoger una buena pintura"

¿SE PUEDE PINTAR SOBRE CUALQUIER TIPO DE SUELO?

La pregunta estrella: ¿nos vale para esas losas antiquísimas de la cocina? ¿Y para el suelo de la terraza, maltratado por los elementos? La respuesta es sí: se puede pintar sobre cualquier tipo de suelo, e incluso crear dibujos interesantes con plantillas de stencil imitando baldosas hidráulicas o patrones geométricos. No obstante, debemos tener en cuenta varias cuestiones:

  • En superficies de hormigón, debe haber pasado el tiempo de fraguado de 28 días
  • El poro del suelo siempre debe estar abierto. Para lograrlo, se puede necesitar cepillar, lijar o abrir el poro químicamente.
  • En suelos viejos debemos asegurarnos que estén saneados y libres de grasas e impurezas.
  • Siempre debemos asegurar el perfecto anclaje de la pintura al suelo; si es necesario, aplicaremos una imprimación para suelos.
  • El suelo debe estar libre de humedades. Si estas existiesen, debemos subsanarlas y eliminarlas antes de pintar.

¿CÓMO SABER QUÉ PINTURA DEBEMOS ELEGIR PARA PINTAR UN SUELO?

"Dependiendo del tipo de uso (tránsito rodado o peatonal), de la actividad de destino (pistas deportivas, zonas de paso o suelos comerciales, garajes o suelos expuestos a grasas y suciedades) y del tipo de suelo (hormigón, madera, asfalto, etc.), existen tres tipos de pinturas para suelos"

Acrílica (o al agua): Se diluye con agua y secan muy rápido (en media hora al tacto y en tres horas entre capas). Sería la adecuada si lo que quieres pintar es el suelo del garaje, o zonas de asfalto o cemento. El material con el que pintemos también debe limpiarse al agua.

Sintética (o al disolvente). En este caso, se diluyen con disolvente sintético o aguarrás mineral y se limpian con este producto los materiales utilizados. También están indicadas para garajes y superficies asfaltadas, almacenes y naves industriales. Seca en unas seis horas al tacto y en 24 horas entre capas.

• Resinas bicomponentes. "Se llaman así porque la base de resina se mezcla con un endurecedor en el momento de uso". "Las resinas epoxi son más indicadas para interior, mientras que las resinas de poliuretano son más indicadas para exterior. Se utilizan en suelos con necesidades especiales, de tránsito muy elevado. Dependiendo de si son al agua o al disolvente, la limpieza de los utensilios de aplicación varía".

¿CÓMO APLICAR LA PINTURA AL SUELO SEGÚN EL MATERIAL DEL MISMO?

No es lo mismo actualizar parqué que cemento o barro cocido:

Pintar suelos de madera y laminados:

  • La preparación de la superficie es imprescindible para garantizar la adherencia de la pintura. Limpia el suelo a fondo antes de empezar. Lo mejor es aspirarlo y fregarlo con una solución de agua con un poco de vinagre para eliminar todas las manchas.
  • Una vez seco, coloca cinta de carrocero en todo el perímetro de la superficie pegada al rodapié para que la pared no se manche.
  • Aplica una imprimación para suelos y déjala secar el tiempo que indique el fabricante.
  • Empieza a pintar con brocha y rodillo, empezando por el extremo más alejado de la puerta.
  • Una vez seco, aplica una segunda capa.

Pintar suelos de cemento:

  • Si el suelo es de hormigón o cemento, lávalo con un champú para suelos y un cepillo de cerdas duras. Enjuaga con abundante agua y deja secar.
  • Mezcla bien la pintura y aplica con una brocha en los bordes y esquinas y un rodillo de pelo medio en el resto de la superficie. Respeta el tiempo de secado indicado en el envase.
  • Aplica una segunda capa.
  • GuardarTown & Country Living2K+Conchi OrtizRinconcitos especiales
  • Pintar suelos de hormigón, madera bruta, barro cocido, asfalto…
  • Aspira y limpia bien el suelo. Deja secar.
  • Coloca cinta de carrocero en todo el perímetro para que las paredes no se manchen.
  • Si el suelo es de cemento o de hormigón, aplica imprimación y deja secar.
  • Aplica una capa de pintura diluida (con aproximadamente un 5%). Pinta con brocha el perímetro y después con rodillo, empezando por el extremo más alejado de la puerta.
  • Deja secar tres horas y aplica una segunda mano de pintura. En suelos muy porosos o que vayan a ser muy transitados puede ser necesaria una tercera capa.
  • Pintar suelos no porosos
  • Aspira y limpia bien el suelo con acetona. Cepilla las juntas con una lana de acero.
  • Mezcla la resina con el endurecedor y añade agua en la proporción que indique el fabricante. Remueve con una espátula durante tres minutos y deja reposar cinco minutos antes de su aplicación.
  • Aplica en el plazo de una hora con rodillo o pistola de pintar.
  • Deja secar seis horas y aplica una segunda mano de pintura si el color de base es muy intenso.
  • Estas son las directrices generales; no obstante, tal y como avisa Requena, dependiendo del estado del suelo, de su ubicación y de las características del producto a utilizar, podrían ser necesarias algunas más. Por ello, él apuesta por seguir las instrucciones del fabricante especificadas en el envase y pedir consejo al vendedor en caso de duda.

Pintar suelos de hormigón, madera bruta, barro cocido, asfalto…

  • Aspira y limpia bien el suelo. Deja secar.
  • Coloca cinta de carrocero en todo el perímetro para que las paredes no se manchen.
  • Si el suelo es de cemento o de hormigón, aplica imprimación y deja secar.
  • Aplica una capa de pintura diluida (con aproximadamente un 5%). Pinta con brocha el perímetro y después con rodillo, empezando por el extremo más alejado de la puerta.
  • Deja secar tres horas y aplica una segunda mano de pintura. En suelos muy porosos o que vayan a ser muy transitados puede ser necesaria una tercera capa.

Pintar suelos no porosos

  • Aspira y limpia bien el suelo con acetona. Cepilla las juntas con una lana de acero.
  • Mezcla la resina con el endurecedor y añade agua en la proporción que indique el fabricante. Remueve con una espátula durante tres minutos y deja reposar cinco minutos antes de su aplicación.
  • Aplica en el plazo de una hora con rodillo o pistola de pintar.
  • Deja secar seis horas y aplica una segunda mano de pintura si el color de base es muy intenso.
  • Estas son las directrices generales; no obstante, tal y como avisa Requena, dependiendo del estado del suelo, de su ubicación y de las características del producto a utilizar, podrían ser necesarias algunas más. Por ello, él apuesta por seguir las instrucciones del fabricante especificadas en el envase y pedir consejo al vendedor en caso de duda.

Subscribete para recibir tips y noticias

Más Posts

Suscríbete

para mantenerte informado