PBX. 2363-2994  |  5 Ave. 9-36 Zona 14

X

Usted está aquí

¿JARDÍN VERTICAL EN CASA?

La belleza de los murales vegetales nos atrapa con su originalidad y su frescura, dos atributos que, sin duda, queremos para nuestra casa. Te contamos cómo hacerlo: así tendrás tu propio jardín vertical.

Desde que, allá por 2007, vislumbrásemos la espectacularidad del mural verde de Caixa Fórum -el primero que se instaló en España-, no hemos podido dejar de soñar con tener nuestro propio jardín vertical. El artífice fue Patrick Blanc, botánico francés e inventor de esta vistosa técnica, que, en este caso, se valió de más de 15.000 plantas para cubrir 460 metros cuadrados, dando lugar al muro de este tipo de mayor superficie continua del mundo.

Por supuesto, para el de nuestra casa no necesitaremos romper ningún récord, aunque, si queremos que quede tan sensacional como el de la capital, lo que sí nos hará falta será asesoramiento.

Para empezar, "reducen considerablemente el efecto de isla de calor en los grandes núcleos urbanos". Esto sucede gracias al efecto aislante de la capa vegetal, que "llega a reducir hasta en cinco grados la temperatura interior de un edificio en verano y mantiene la misma en invierno, con un ahorro de hasta 500 euros por metro cuadrado anual". Además, este manto verde también funciona como aislante acústico, recoge el polvo del ambiente y filtra el aire que respiramos. En números: "Un edificio de cuatro plantas (equivalente a una superficie de 60 metros cuadrados de jardín) filtraría anualmente 40 toneladas de gases nocivos y puede atrapar y procesar 15 kilogramos de metales pesados al año".

¿QUÉ REQUISITOS DEBE REUNIR LA PARED QUE ALBERGARÁ NUESTRO JARDÍN VERTICAL?

Lo siguiente que debemos comprobar es si tenemos cerca una toma eléctrica y otra de agua, "así como de un sistema de canalización de las aguas residuales", ¿La razón? "A diferencia de la jardinería tradicional, que requiere de un sustrato como soporte de las plantas, en la jardinería vertical, las plantas dependen de un riego constante para garantizar su crecimiento. Para ello, empleamos una mezcla de agua y fertilizantes, que llamamos solución madre. La misma garantiza todos los nutrientes que la planta va a necesitar, y que debemos proporcionar a las plantas en tiempos de riego muy cortos, pero incesantes durante todo el día".

Gracias a esto, el consumo de agua es mínimo; eso sí, todo el mecanismo debe estar automatizado con objeto de "garantizar que el riego va a ser constante y en las proporciones calculadas". 

Otros datos que habría que tener en cuenta son la orientación del muro y las condiciones climáticas en las que se localiza; con ello no presentará problemas de humedad.

¿CÓMO ELEGIR EL SISTEMA DE TU JARDÍN VERTICAL?

Existen muchas opciones en el mercado: sistemas con bolsillos, de macetas, modulares, de sustrato, híbridos...

De este modo, si no quieres complicarte demasiado, puedes optar por procedimientos más sencillos, también muy vistosos y mucho más baratos. Nosotros te proponemos dos: NaturePots, una estructura de malla y macetas extraíbles a partir de módulos de PET reciclado, con un sistema de riego integrado, e EasyGarden, un sistema modular también con riego integrado, realizado con bolsillos de tela en los que cultivar las plantas y preparado para ser colgado en cualquier lugar.

Asimismo, también existen sistemas para colgar plantas de forma vertical -y, si son lo suficientemente frondosas, quizá logremos ese fascinante aspecto de los jardines verticales más profesionales-. Las mismas no suelen contar con sistemas de riego, y se podrían clasificar en estructuras de bolsillos de tela, estructuras con huecos de plásticoo paneles de madera con espacio para las macetas.

¿QUÉ PLANTAS USAR EN NUESTRO JARDÍN VERTICAL?

Una vez elegido el sistema, ¿qué deberías cultivar en tu nueva pared verde? ¿Hay plantas que vivan mejor en vertical?

"Por lo general, las plantas se desarrollan mucho mejor en un muro vertical que en un sustrato horizontal, pero no todas van a tener el comportamiento que se espera". De cualquier modo, a la hora de elegir las especies, lo mejor es optar por aquellas que crecen en la zona en la que vives. "Si la encuentras fácilmente en un parque o en un vivero, es porque esa planta está adaptada a las condiciones climáticas de la zona, y va a funcionar muy bien en un jardín vertical".

Eso sí, si vas a poner tu muro vegetal en el interior, puedes optar por otro tipo de plantas. Por ejemplo, por unas que sobreviven en los rincones más oscuros, o por una que vivan sólo con agua. ¡Las posibilidades son infinitas!

Subscribete para recibir tips y noticias

Más Posts

Suscríbete

para mantenerte informado